Tipos de significantes

Los significantes se clasifican de cuerdo al tipo de motivación gráfica que denoten y de la función que desempeñen:

Significante icónico. Es el que denota un simple sujeto y tiene un significado directo. Un ejemplo tradicional es la representación gráfica de una manzana y cuyo significado es manzana.

Significante simbólico. Estos significantes representan una forma real y conocida, pero tiene un significado convencional.

Dentro de este grupo se han clasificado tres tipos principales:

- Los de tipo característico,
- Los de tipo abstracto y
- Los de tipo común o universal.

Los de tipo característico son aquellos cuya motivación gráfica denota una figura que recuerda, en cierto modo, la función que desarrolla la empresa que representa.

Este tipo de significantes generalmente son identidades corporativas. Un ejemplo es la figura de la cabeza de un cocinero, que viene a ser la identidad de un lugar donde sirven comidas; por ejemplo, un restaurante.

Los de tipo abstracto tienen un significado completamente arbitrario y son los de formas inventadas, sean denotaciones geométricas, formas abstractas no figurativas o tal vez trazados a base de líneas.

Un ejemplo clásico es cualquier letra del alfabeto romano, también muchas señales de tránsito, (el símbolo de prohibido estacionarse); algunas identidades corporativas diseñadas bajo bases erróneas que representan figuras asombrosamente abstractas y. en general, todos los símbolos técnicos.

Los significantes universales son también llamados símbolos comunes, por ser mundialmente conocidos. Estos significantes denotan objetos, personas o animales, pero su significado es altamente simbólico y convencional e implica una serie de connotaciones muy complejas.

En este grupo se encuentra la cruz del cristianismo, el corazón del amor y del afecto, o la calavera, símbolo de peligro y de muerte.

Fuente: Apunte de Diseño de Sistemas de Señalización y Señalética de la U de Londres.