Mantenimiento y compra de los calibradores

Aunque los calibradores con frecuencia se utilizan en condiciones ambientales hostiles, su mantenimiento tiende a descuidarse debido a lo simple de su construcción y bajos requerimientos de exactitud. Con el objeto de obtener el mejor rendimiento posible de estos instrumentos, y asegurar su uso económico, es esencial realizar un efectivo control del mantenimiento. Como con otro tipo de instrumentos, los calibradores deberán tener reglas estandarizadas que regulen la compra, capacitación del personal, manejo, almacenaje, mantenimiento e inspección periódica.

Compra

Un efectivo método para controlar el mantenimiento de los instrumentos de medición, como los calibradores usados en el área productiva, es limitar la cantidad de ellos en el almacén de herramientas y el área productiva.

Aunque los calibradores no son muy caros, no son desechables y no deben tratarse como, tales. Cuando se compre un calibrador su vida útil debe considerarse. El tipo, tamaño y exactitud del calibrador deberá seleccionarse de acuerdo con su aplicación específica.

Por ejemplo, si una aplicación requiere una legibilidad de 0.05 mm y se compra un calibrador vernier con legibilidad de 0.02 mm, esto no es económico porque incrementa el tiempo de inspección; además, los procedimientos de inspección deben estar normalizados cuando se realice la compra del calibrador.

Almacenamiento

Observe las siguientes precauciones cuando almacene calibradores:

1) Seleccione un lugar en el que los calibradores no estén expuestos a polvo, alta humedad o fluctuaciones extremas de temperatura.

2) Cuando almacene calibradores de gran tamaño que no sean utilizados con frecuencia, aplique líquido antioxidante al cursor y caras de medición; procure dejar éstas algo separadas.

3) Al menos una vez al mes, verifique las condiciones de almacenaje y el movimiento del cursar de calibradores que sean usados esporádicamente y, por tanto, mantenidos en el almacén.

4) Evite la entrada de vapores de productos químicos, como ácido hidroclorhídrico o ácido sulfúrico, al lugar en que estén almacenados los calibradores.

5) Coloque los calibradores de modo que el brazo principal no se flexione y el vernier no resulte dañado.

6) Mantenga un registro, con documentación adecuada, de los calibradores que salgan del almacén hacia el área productiva.

7) Designe a una persona como encargada de los calibradores que estén almacenados en cajas de herramientas y anaqueles dentro del área productiva.

Inspección periódica

La inspección periódica de los calibradores debe realizarse una o dos veces por año lo que depende de la frecuencia de uso. Es necesario poner en práctica métodos de control de inventario para prev enir el uso inadvertido de calibradores que requieren reparación o que ya no sirvan.

Hay dos sistemas para realizar las inspecciones periódicas: uno es inspeccionar los calibradores en el lugar en que se emplean, el otro es recolectar todos los calibradores a ciertos intervalos e inspeccionados todos de una vez. Todo el personal que use calibradores debe estar informado acerca del sistema de inspección.

Fuente: Apuntes de Metrología de la UNIDEG

Publicado en: Metrología


Novedades en tu email:

Áreas del conocimiento

who's online