Definición y clasificación de mercados

Un mercado se puede definir como cualquier conjunto de transacciones o acuerdos de negocios entre compradores y vendedores. El mercado implica el comercio regular y regulado, donde existe cierta competencia entre los participantes.

Surge desde el momento en que se unen grupos de vendedores y compradores para permitir que se articule el mecanismo de la oferta y demanda. Los primeros mercados de la historia funcionaban mediante el trueque.

Tras la aparición del dinero, se empezaron a desarrollar códigos de comercio que, en última instancia, dieron lugar a las modernas empresas nacionales e internacionales.

A medida que la producción aumentaba, las comunicaciones y los intermediarios empezaron a desempeñar un papel más importante en los mercados.

Entre las distintas clases de mercados podemos distinguir:

- Los mercados al por menor o minoristas.
- Los mercados al por mayor o distribuidores.
- Los mercados de productos intermedios.
- Los mercados de materias primas.
- Los mercados de acciones.

También se aplica al conjunto de lugares donde se compran y venden bienes, servicios y recursos. Existe un mercado para cada bien, servicio o recurso que se compre o venda en la economía.

Los mercados se pueden clasificar de muy distintas formas; sin embargo, la más importante desde el punto de vista de la microeconomía es aquella que se basa en su estructura o número de competidores, de tal forma que los mercados se clasifican en:

- Mercado de competencia perfecta y
- Mercado de competencia imperfecta,

Que a su vez se subdivide en monopolios, competencia monopolística y oligopolios.

Fuente: Apunte de Microeconomía de la FCA, UNAM.