Cambio planeado

Si no cambiamos nuestra forma de ver la vida, las situaciones, el ambiente, permaneceremos eternamente en el mismo paradigma. Por tanto, no creceremos y nuestra mentalidad será obsoleta en tiempos nuevos. ¿Qué es lo que hace el artista? Innova, crea, busca… Propone nuevas cosas, constantemente se autocrítica y reflexiona sobre su quehacer y su rumbo… ¿No es eso, lo que deben hacer las organizaciones también?

Cambio planeado

Cambio planeado

¿Qué es el cambio planeado? Se representa como un intento sistemático por rediseñar una organización, de tal manera que pueda adaptarse a los cambios significativos del ambiente y alcanzar nuevas metas.

¿Por qué se requiere un cambio planeado? Toda organización efectúa cambios estructurales menores cuando reacciona ante los cambios del ambiente, sean de acción directa o de acción indirecta. Un formato de ventas, por ejemplo, se sujeta a revisión con objeto de que no confunda al cliente.

El departamento de recursos humanos puede crear un programa de capacitación relativo a los programas de seguridad obligatorios de la Cámara de Calzado, por ejemplo. Lo que distingue a los cambios planeados de os cambios rutinarios es su alcance y magnitud.

Los cambios planeados pretenden preparar a la organización entera, o a una parte importante de la misma, para que se adapte a cambios significativos en las metas y en la dirección de la organización. Una definición detallada de cambio planeado sería “diseñar y aplicar, en forma deliberada, una innovación de estructura, una política o metas nuevas, o un cambio de la filosofía, el clima o el estilo de operar”

En la actualidad, los programas de cambio son una necesidad debido, precisamente, al cambio de las relaciones y del tiempo que se han observado en todo el mundo de las organizaciones.

Existen algunas actitudes que favorecen la adaptación de las personas ante modificaciones de funciones entres ellos se encuentran los siguientes:

¡Éstos son factores clave para el cambio de actividades!

1. Palabras corteses en lugar de ásperas réplicas.
2. Sonrisas en lugar de miradas inexpresivas.
3. Entusiasmo en lugar de languidez.
4. Reacción en lugar de indiferencia.
5. Comprensión en lugar de mentes cerradas.
6. Afabilidad en lugar de frialdad.
7. Atención en lugar de “dejar pasar”
8. Paciencia en lugar de irritación.
9. Sinceridad en lugar de mortificación.
10. Consideración en lugar de mortificación.
11. Recordar a las personas en lugar de olvidarlas.

Los puntos anteriores no es lo único que hay que hacer para apoyar un cambio, se tienen que considerar el proceso por el cual se debe pasar generalmente para lograr un cambio. A continuación se describe las fases para hacer un cambio.

1. Sensibilización. Se sugiere un diseño de motivación que asegure el convencimiento de los involucrados.

2. Diagnóstico de hábitos relevantes. En las organizaciones se pueden estar viviendo “malos” hábitos simultáneamente, pero sólo algunos de ellos afectan. Para lograr el mejoramiento deseado, es necesario determinar cuál de los hábitos es el que más afecta al sistema.

3. Cambios en los conocimientos. Inyectar conocimientos nuevos que suplan a los obsoletos.

4. Cambio de creencias. Todo hábito, sea personal u organizacional, se sustenta en creencias. Si éstas no se modifican, el cambio de hábito no será efectivo. Un mal hábito que tienen las empresas mexicanas es el “ahí se va”.

5. Cambio de hábitos.Para que la organización mejore, es necesario cambiar algunos “malos” hábitos organizacionales como:

- Llegar tarde.
- Tomar tiempo para la comida.
- La idea de “ahí se va”
- No cumplir lo que se ofrece.
- Exceso de juntas (“juntitis”)
- Citar a las personas y hacerlas esperar.

Es importante destacar que el enfoque que se adoptará en esta antología será el del cambio planeado, el cual es iniciado e implantado frecuentemente por los administradores con la ayuda, la mayoría de las ocasiones, de un agente de cambio, esto es, un consultor en DO, el cual puede pertenecer a la empresa o ser ajeno a ella.

Las empresas pueden utilizar el cambio planeado por 3 motivos:

- Para resolver problemas actuales.
- Para aprender de la experiencia y adaptarse a los cambios.
- Para impulsar futuros cambios.

La teoría del cambio planeado describe las diferentes etapas por las cuales se introduce esta corriente en las organizaciones y explica el proceso temporal de aplicación de métodos de DO para ayudar a los miembros de la empresa a administrar el cambio.

Existen 3 modelos de cambio planeado:

a) El modelo de Cambio de Kurt Lewin
b) El modelo de planeación
c) El modelo de investigación-acción.

Aunque son muchas las fuerzas que llevan a las organizaciones a cambiar, es importante reconocer que existen fuerzas encontradas que actúan para mantener a la organización en un estado de equilibrio. A su vez, estas fuerzas contrarias sostienen la estabilidad o statu quo.

Para entender su funcionamiento, analicemos más profundamente los 3 modelos propuestos anteriormente. Recuérdese que son modelos que nos permiten visualizar distintas formas de hacer cambios en las organizaciones y utilizar el que más se adapte a las necesidades de las mismas.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG