Riesgos y vulnerabilidad en la república mexicana

Temas TOP
- Educación en Japón
- Sapo
- Reproducción multípara
- Pez volador
- Fines de la broncoscopía
- Por qué fracasan los ejecutivos

La República Mexicana se encuentra dividida en cuatro placas tectónicas. El movimiento entre estas placas ocasiona el vulcanismo y la sismicidad en nuestro país. Esta peligrosidad sísmica llevo al gobierno de Porfirio Díaz a fundar el Servicio Sismológico Nacional (SSN) el 5 de septiembre de 1910.

El país se asienta principalmente sobre las placas norteamericana y del Pacifico. En la zona de contacto de ambas placas existe una divergencia horizontal, la cual origina el vulcanismo y la sismicidad en Baja California.

También frente a las costas mexicanas, en el océano Pacifico, estas placas se deslizan, rozan, chocan y se hunde una bajo la otra. Los sismos más significativos en México durante el pasado siglo se ubicaron a lo largo de las costa del océano Pacifico.

Como ya se mencionó, las áreas de mayor actividad sísmica y volcánica coinciden con las de subducción, es decir; con las superficies geográficas en las que se produce el choque de placas.

Estas áreas constituyen amplias fajas volcánicas donde se localizan numerosos focos sísmicos y volcánicos. En México se identifican tres principales zonas con diferente actividad sísmica y volcánica. En el Eje Volcánico Transversal se localizan los principales volcanes, es la zona con mayor riesgo sísmico.