Pasos para hacer una cuna para bebé

Temas TOP
- Normas sobre el uso de maquinaria
- Reglas del cambio en una industria
- Practicas de caballería
- Minerales metálicos
- Jerarquía en la Interacción
- Compañías internacionales en el porfiriato

Contenido: Normas fundamentales. Herramientas a utilizar. Materiales a utilizar. Esquema de armado. Cómo pintar una cuna.

Objetivo: Al finalizar la competencia describirá los pasos para hacer una cuna para bebé, sin error.

Normas fundamentales

Hay ciertos aspectos que, independientemente del diseño, materiales o acabados, son comunes para todas las cunas y es necesario tenerlos siempre presentes:
- La dimensión estándar es 120 x 60 cm.
- Los barrotes deben oscilar entre los 16 y 20 mm.
- La separación de los mismos no debe, en ningún caso, sobrepasar los 8 cm.

- Se compone de cinco partes: dos cabeceros, dos bandas laterales y el somier.

Herramientas a utilizar

Antiparras
Broca para madera No 3 y No 10
Destornillador
Equipo para pintar con pistola
Espátula
Fresa para redondear cantos
Fresadora
Lijadora
Martillo
Mascarilla protección gases
Taladro

Materiales a utilizar

MDF 18 mm
MDF 25 mm
Pino cepillado seco 2 x 1”

Esquema de armado

Esquema de armado de una cuna


MDF 25 mm

A) 104 x 69 cm
B) 101,5 x 64 cm
C) 101,5 x 28 cm (2 trozos)
D) 69 x 28 cm
E) 121 x 12 cm (2 trozos)
F) 10 x 64 cm

MDF 18 mm

G) 121 x 8 cm (4 trozos)
H) 48 x 5 cm (24 trozos)
I) 64 x 25,5 cm (3 trozos)

Pino cepillado seco 2 x 1”

2 trozos de 120 cm
10 trozos de 60 cm

Cómo pintar una cuna

El formaldehído puede estar presente en los pegamentos y las pinturas de la cuna, y es el causante de múltiples afecciones tales como la irritación de las mucosas, con el consiguiente riesgo de provocar asma, pero también, en exposiciones largas y repetidas, se pueden dar casos de cáncer rinofaríngeo o leucemia.

Si se trata de una cuna de madera que nunca ha sido pintada, limpie cada pieza con un paño y aplique una imprimación para sellar la madera. Si se trata de una cuna que ya tiene una capa de pintura, especialmente si se trata de una cuna antigua, puede ser que la pintura tenga plomo.

Por lo tanto, asegúrese de limpiar bien todo rastro de pintura. Los principales métodos para arrancar la pintura vieja se pueden concentrar en tres tipos: por acción abrasiva (manual o mecánica), por aplicación de productos químicos o por calor.

La acción abrasiva se puede realizar manualmente con ayuda de un taco de papel de lija. Es aplicable cuando se trata de eliminar una capa delgada en una superficie relativamente pequeña. También puede realizar una abrasión mecánica añadiendo discos de lija a una máquina.

Luego de dejar las piezas en perfectas condiciones, aplique la pintura. Elija pinturas y barnices ecológicos, de bajo olor, sin componentes orgánicos volátiles (VOCs).

Estas pinturas se diluyen en agua, son resistentes y se pueden limpiar fácilmente. Además, evitará que su bebé se contamine con los gases tóxicos que están presentes en las pinturas convencionales.

Aplique la pintura sobre cada pieza de la cuna, con un rodillo pequeño o con un pincel. Deje que la pintura se seque por lo menos durante 2 o 3 horas antes de aplicar una segunda capa.

Fuentes: comopintarunacasa.com / hagaloustedmismo.cl