Limpieza facial casera

Temas TOP
- Medios de transporte del órgano visual
- Definición de broncoscopía
- Generalidades del sistema óseo
- Plaquetas
- Actores prometéicos
- Bartolomé de las casas (1474-1566)

Contenido: Introducción. Ingredientes. Pasos. Limpiador piel seca. Limpiador piel grasa. Limpiador piel normal.

Objetivo: Al finalizar la competencia describirá los fundamentos teóricos de la limpieza facial casera, sin error.

Introducción

La limpieza del cutis casera, te permite sin salir de tu casa, el cuidado que la piel de tu rostro necesita para su belleza y lozanía. Puedes aplicar cualquier receta casera para la limpieza de tu cutis, lo importante es que no olvides esta parte fundamental para el tratamiento facial, antes y después del maquillaje. Aprende como hacer una limpieza facial casera en apenas, unos pocos minutos.

Ingredientes

- Agua
- Crema limpiadora
- Exfoliador
- Algodón
- Tónico
- Tu mascarilla de belleza preferida. Ver recetas naturales: mascarillas y mascarillas a base miel
- Opcional manzanilla o té de lavanda (una bolsita de te o una cucharadita de flores)
- Una o más toallas limpias

Pasos

1- Orden. El primer paso es poner todos los materiales necesarios en un solo lugar.

2- Creando vapor. Necesitaras vapor y para esto puedes poner a hervir agua y si quieres agregas la manzanilla.

3- Limpieza. Límpiate la cara con tu crema limpiadora. Después de la limpiadora usa abundante agua, preferiblemente tibia. Limpia el área de los ojos con un algodón y limpiador especial para los ojos y con agua tibia.

4- Aplicando vapor. Cuando el agua este hirviendo, retirala del fuego siéntate junto a una mesa. Usa una toalla sobre la cabeza para evitar que el vapor se escape. acércate al agua hasta una distancia en la que te sientas cómoda con la temperatura. Recibe el vapor por aproximadamente 10 minutos o hasta que el agua se enfrié. Leer vapor con hierbas

5- Extracción. Si tienes acne no sigas este paso. Ahora que los poros están abiertos es el momento de extraer puntos negros y blancos (evita tocar los barros y espinillas).

Examina tu cara si notas puntos negros o blancos presiona el área con la punta de los dedos (nunca uses las uñas). Si notas que la piel se esta poniendo rojiza detente.

Elimina los puntos negros y blancos que salgan fácilmente porque la exfoliación extraerá algunas también y es preferible tener puntos negros a causarte capilares rotos.

6- Tónico. Con el algodón ponte tónico en la cara para cerrar los poros.

7- Exfoliante. Usa tu exfoliante preferido, si no tienes uno usa tu limpiadora con azúcar. Con la punta de los dedos y con movimiento circula siguiendo las líneas de los músculos (y siempre hacia arriba) aplícate el exfoliante. Usa agua para limpiar el exceso y tónico al final.

También puedes usar una mascarilla exfoliante o un peeling casero.

8- Mascarilla. Aplícate tu mascarilla favorita, con movimientos rotativos. Déjate la mascarilla de 10 a 15 minutos.

Mientras tienes la mascarilla puesta recuéstate, relájate, tratar de escuchar el sonido de tu propio corazón y enfoca tu mente en pensamientos positivos. La mascarilla se quita con agua abundante y tónico al final.

9- Humectante. Aplícate tu humectante. Si tienes piel muy grasosa este paso no es fundamental.

10- Crema de Ojos. Aplícate tu crema de ojos con movimientos muy delicados. Nunca hales la piel alrededor de los ojos, esta área es muy fina y los movimientos bruscos continuos a largo tiempo causan arrugas.

Limpiador piel seca

Limpiador de manzanilla: El limpiador casero de manzanilla es una excelente solución para todas aquellas personas que tienen piel seca y quieren aplicar este gran truco de belleza facial. Es muy sencillo de preparar y te servirá mucho, debido a que la manzanilla tiene propiedades depurativas, desintoxicantes y desinflamantes para la piel. Necesitarás los siguientes ingredientes para preparar este limpiador de manzanilla:

- Una cucharada de flores de manzanilla
- Tres cucharadas de aceite de girasol
- Tres cucharadas de aceite de oliva

Este limpiador es muy sencillo de preparar. Simplemente debes machacar las flores en un mortero y añadirle los aceites para que se emulsionen, mientras los revuelves. Posteriormente debes aplicar sobre tu rostro, cuidado que quede una fina capa de aceite, hasta que se seque. Luego, tendrás que retirarla con un algodón y limpiar tu piel, con un poco de agua fresca.

Limpiador piel grasa

Limpiador de avena: Las pieles grasas suelen ser bonitas, debido a que son relucientes y tersas, pero a veces ese “brillo” que genera la grasitud acumulada, suele ser algo molesto. Por eso mismo, existen limpiadores totalmente caseros que pueden ser maravillosos, para que la piel quede como nueva. Este limpiador de avena es uno de ellos.
Ingredientes:

- Media taza de harina de avena
- Una gasa
- Agua caliente

Preparación:

Toma la gasa y llénala con el harina de avena, formando una especie de paquete con un nudo, para que no se escape. Luego pones a calentar agua y embebes el paquete de gasa con harina hasta que quede completamente mojada.

Luego no tienes más que aplicar directamente sobre tu rostro durante unos cinco minutos. Verás que este truco de belleza facial funciona como un excelente limpiador con todas las propiedades de la avena, que es magnífica para la piel.

Limpiador piel normal

Limpiador de leche de pepinos: El humectante de pepino es todo un clásico, dentro de los trucos caseros de belleza. Es que este vegetal es perfecto para dar la humedad necesaria a la piel. No por nada, tantos cosméticos lo incluyen dentro de sus preparaciones. Bien sabes que ahora, no tendrás que recurrir a productos industriales: el humectante de pepino lo puedes hacer en tu propio hogar.

El pepino tiene una capacidad tremendamente humectante, lo que lo vuelve una maravilla para la piel normal. Simplemente, tienes que aplicarlo a diario y tener constancia con el cuidado de la piel. Este es un paso esencial, para mantener tu cutis bello y radiante. Además, es tremendamente fácil de preparar y aplicar. Tendrás que emplear estos ingredientes para prepararlo:

- Un pepino
- Una cucharada de agua

Tan sencillo como esto es prepararlo: coges el pepino y lo metes en la licuadora, previamente enfriado. Añades la cucharada de agua y haces la pasta. Debe quedarte bien homogénea.

La aplicas sobre la piel y dejas que permanezca en ella, durante 15 o 20 minutos. Luego, simplemente, la quitas con agua fresca. Ya verás como los buenos resultados llegan solos, con el paso del tiempo.

Fuentes: taringa.net, lindisima.com y belleza.innatia.com