Herramientas básicas de costura y tejido

Temas TOP
- Horneado de la rosca
- Cobalto
- La pared celular de la célula vegetal
- El sistema de reproducción de celular
- Producción de Pemex
- Protección de datos

Contenido: Herramientas para medir. Herramientas de marcaje. Herramientas de corte. Herramientas para planchar y adherir. Alfileres y agujas. Maquinas de cocer y remalladoras. Partes de la maquina de cocer.

Objetivo: Al finalizar la competencia describirá las herramientas básicas de costura y tejido, sin error.

Herramientas para medir

Para asegurarte de la talla cuando confecciones prendas de ropa es escencial trabajar con buenas herramientas de medición. Hay herramientas para todo, ya sea para medir una tela muy larga o para hacerla con un dobladillo estrecho.

Cinta métrica: Las cintas o «metros de costurera» más sencillas son de tela o plástico; en todo caso, material muy flexible que se adpata a las prendas de vestir durante el proceso de confección. La longitud más frecuente es 1,5 m. (en el sistema anglosajón, miden 60 pulgadas, que equivalen a 1,52 m.). Están marcados por las dos caras; el inicio de la numeración en una cara coincide con el final de la numeración en la otra cara; así siempre se puede obtener una medida, independientemente del extremo que se elija como origen. Se utilizan tanto en alta costura como en corte y confección.

Metro de madera o metal: Un metro de madera o metal es ideal para medir longitudes de tela o de un rodillo. La estabilidad de un metro de ese tipo tmabien resulta útil a la hora de cortar tela para una cortina o persiana.

Calibrador de modistería: Permite hacer pequeñas mediciones que puedan comprobarse fácilmente. Está marcado por ambas caras y es fácil de manipular mientras haces un dobladillo, marcas ojales y dospones las puntadas.

Regla: Una regla de 15 centímetros es útil para medir la caída de los dobladillos o su interior en una falda o vestido. Dado que es sólida y fina es más fácil de manejar que una cinta métrica.

Herramientas de marcaje

Es importante transferir las marcas del diseño o las piezas de tela para disponer cuidadosamente las pinzas y los bolsillos.También asegura que la talla es la correcta cuando se ha acabado una prenda. Los hilvanes de sastre pueden coserse para señalar posiciones importantes, pero las tizas y los lápices son más fáciles de usar.

Tiza de marcar: La tiza es un material tradicional para marcar la ropa que se elimina al final. Viene en piezas triangulares, rosillos y lápices de varios colores. Mantén las esquinas o las puntas afiladas, marca en la cara de la tela que quede oculta y utiliza un color que contraste.

Bolígrafos no permanentes: La tinta de estos bolígrafos (normalmente azul) pueden eliminarse con un trapo húmedo cuando se han acabado con ellas. Es aconsejanle probarlo antes en un pedazo de tela para comprobar que el humectante no la estropea.

Bolífrafos que desaparecen lentamente: La tinta de estos bolígrafos (normalmente rosa) desaparecerá de la tela en 24 horas. Comprueba antes el bolígrafo en un trozo de tela para ver si se nota en la tela y después desaparece.

Herramientas de corte

Existe una gran variedad de herramientas de corte y tijeras que hacen más fáciles las labores de costura. Escoge unas tijeras de buena calidad y cuídalas, afilándolas o reemplazándolas cuando sea necesario.

Tijeras:Unas tijeras afiladas y de hoja larga son ideales para cortar tela con rapidez y dejar unos bordes lisos. Utilízandolas para cortar trozos de tela y para cortar las cortinas en la longitud deseada con cortes largos de lado a lado. Asegúrate de que son cómodas. Hay disponibles tijeras con el mango blando.

Tijeras dentadas: La tijeras dentadas tienen unas muescas que dejan un extremo en zigzag en la tela cortada. Esto hace a la tela menos propensa a deshilacharse. También son ideales para las manualidades.

Tijeras para papel: Es esencial tener un par de tijeras reservadas para el papel. Utilizar tijeras para tela para cortar patrones de papel las desafilará y hará menos eficaces para su función específica. No necesitan tener puntas afiladas, pero si deben cortar el papel limpiamente.

Tijeras de bordar: La tijeras de hojas y puntas afiladas son muy útiles. Las puntas afiladas pueden usarse para cortar puntadas individualmente o para llegar a esquinas de difícil acceso que recortar. Utilízalas para cortar hilos y también para cortat el reverso de la tla de piel sintética y así evitar cortar las fibras.

Cúter rotatorio y tabla de corte: Un cúter rotatorio resulta muy útil para cortar piezas de tela pequeñas o medianas. Debe usarse en combinación con una tabla de corte que proteja tanto la superficie de trabajo como la cuchilla rotatoria. Compra la tabla de corte más grande que encuentres y reemplaza las cuchillas rotatorias cuando sea necesario.

Cúter: Una cuchilla pequeña afilada (usada con cuidado) es una práctica herramienta para cortar cuero y piel.

Descosedor: Un descosedor o destripador de costura resulta útil para quitar puntadas. Corta cada tercer hilo de un lado, después dale la vuelta a la costura y saca el hilo del otro lado. Utilízalo para abrir ojales, coloca un alfiler a través de un extremo y corta desde el otro extremo hacia el alfiler.

Tijeras para cortar: Este tipo resulta útil de forma ocasional para cortar telas ligeras, en tanto que las cuchillas se adhieren a la tela y esto hace que no se “deslice” de las cuchillas.

Herramientas para planchar y adherir

Una plancha es una herramienta esencual cuando se cose. Ayuda a mantener la tela en su sitio y aporta un acabado suave cuando es necesario.

Plancha seca: Una plancha seca puede usarse en combinación con un paño humedo o un pulverizador de agua cuando sea necesario. Algunas telas se estropean con las gotas de agua, que dejan manchas permanentes en la ropa.

Planchas de vapor: Una plancha de vapor contiene un pequeño depósito de agua y lleva el vapor a través de la ropa mientras se plancha pata mejorar su eficacia.

Plancha de depósito: Una plancha de depósito tiene una gran reserva de agua conectada por un conducto a la plancha. Este tipo de plancha produce una mayor presión de vapor.

Planchar prendas: La piezas de muselina de algodón y las de organza de sesa son perfectas para proteger la superficie del tejido de color de la plancha.

Alfileres y agujas

El alfiler es un clavillo que es usualmente de metal con punta por uno de sus extremos y una cabecilla por el otro. Tiene múltiples funciones, entre ellas sujetar ciertos objetos o materiales entre sí. En el oficio de la sastrería es de mucha utilidad.

A juzgar por los hallazgos arqueológicos, el alfiler de hueso, es uno de los primeros inventos de la humanidad. Alcanzó gran popularidad en la Grecia y Roma clásicas.

Se distinguen diferentes tipos de alfileres:

Alfiler de cabeza de gota de sebo: El que presenta su cabeza acopada y no plana como los comunes.

Alfiler de cabeza perdida: El que casi no tiene cabeza sino una especie de rebaba pudiendo introducirse totalmente en la madera.

Alfiler de monja: Es sumamente delgado y pequeño.

Alfiler de París: Clavo de cabeza y punta prismática hecho con alambre de hierro.

Alfiler de toca de monja: El más pequeño que los comunes. Sirve regularmente para prender cosas muy delicadas.

Una aguja es un filamento de metal u otro material duro, de tamaño relativamente pequeño, generalmente recto, afilado en un extremo y con el otro acabado en un ojo o asa para insertar un hilo. Es empleado desde tiempos prehistóricos para coser.

Se pueden distinguir los siguientes tipos de agujas:

Aguja baquetera y cordobanera: Entre curtidores, se usan dos clases de agujas, unas mayores que otras iguales en la forma pues ambas son de forma triangular y de punta afilada.

Aguja de agavillar: La de nervio de buey flexible cubierto de escamas de hojalata en forma imbricada. En la parte gruesa del nervio hay un agujero por donde se pasa un cordel terminado en un nudo.

Aguja de agrimensor: Vara pequeña de hierro de unos treinta centímetros de largo recurvada en forma de anillo por un extremo. Las hay que van lastradas con un trozo de plomo cerca de la punta.

Aguja de albardero: Dos son las agujas que se emplean en la fabricación de albardas y sillas de montar:

- Una para pasar el hilo o bramante a través del rellano que llevan por debajo las monturas es más ancha por la punta que por el resto teniendo hasta su tercio que es cilíndrico un filo triangular desde la punta y se llama también aguja de pasar.

- La otra sirve para encardar y tiene unos 22 centímetros de largo, es cuadrangular y con corvadura puntiaguda.

Aguja de apuntar: Aguja fuerte que se emplea para fijar con hilo grueso y bramante los pliegues de las telas muy resistentes y gruesas.

Aguja de bordar: Además de las ordinarias, se usan en el bordado agujas especiales como:

- La de ojo prolongado, capaz para tres hilos, llamada de pasar
- La de seda, igual a la anterior aunque de menor tamaño
- La de rizar o frisar
- La de acanutillar
- La de briscada, menor que las anteriores pero de ojo largo
- Las que se emplean para el bordado en cañamazo y al realce, de uso corriente y ojo redondo
- La de tambor, embutida en un pequeño mango con un fino garabatillo en la punta.

Aguja de embalar: Aguja de cabeza en forma cilíndrica terminada en punta de lanza algo curvada en su punta.

Aguja de enfardar: Aguja de cabeza esférica y punta cuadrangular, cortante y muy curvada, de unos 15 a 20 cm. de longitud.

Aguja de espadero: Entre armeros, varilla de punta roma y de unos cuarenta a cincuenta centímetros que se emplea para dar la vuelta a las vainas después de cosidas.

Aguja de malla o red: Aguja con una horquilla en un extremo y la punta roma cerca de la cual tiene una hendidura cuyos dos tercios se hallan ocupados por una lengüeta que sirve para pasar por ella el bramante colocado en la horquilla.

Aguja de pasar o pasador: La de punta roma y ojo largo que se emplea para pasar cordones y cintas por las jaretas.

Aguja de zapatero: La de punta triangular y roma.

La aguja de tejer: la más fina en Europa es de 1’25 mm y la más gruesa de 15 mm de diámetro.

Agujas de velocidad: Miden unos 30 cm. de largo, tienen la punta redonda y sólo delante tienen el grosor correspondiente, el resto de la aguja es más fino para facilitar “correr” los puntos. Para labores grandes y pesadas se puede utilizar las agujas de velocidad con un puente flexible de plástico. Así el peso se reparte mejor y los brazos no se cansan tan pronto. Éstas agujas, suelen ser de aluminio.

Agujas de plástico: son ideales para tejer cinta, cordón o materiales gruesos.

Juegos de agujas: para tejer gorros, guantes y calcetines es necesario un juego de agujas. Este consta de 5 agujas, la labor se reparte sobre 4 de ellas y con la 5ª se va tejiendo.

Agujas circulares: están unidas mediante un cable de nylon. Son ideales para no hacer costuras, aquí también el peso se reparte y ventajoso trabajar con ellas. Las hay de distintas longitudes. Si son muy cortas, pueden suplir al citado juego de agujas.

Agujas de bambú y madera: están hechas de material natural, muchas tejedoras lo hacen con ellas. Son ligeras y sólo existen hasta ahora de grosores medianos.

Aguja lanera: Es la aguja que se utiliza para coser las costuras de las prendas hechas con lana. Tienen punta redonda, el agujero es bastante grande para pasar la lana.

Agujas auxiliares: son para dejar puntos en espera, por ejemplo para realizar los famosos “ochos”. Deben de ser siempre 1/2 número más pequeño, aunque valen cualquiera. A veces se sustituyen por imperdibles.

Maquinas de cocer y remalladoras

Una máquina de coser es un dispositivo mecánico o electromecánico que sirve para unir tejidos usando hilo. Las máquinas de coser hacen una puntada característica, usando normalmente dos hilos, si bien existen máquinas que usan uno, tres, cuatro o más.

Las máquinas de coser pueden hacer variedad de puntadas rectas o en patrones. Incluyen medios para arrastrar, sujetar y mover la tela bajo la aguja de coser para formar el patrón de la puntada. La mayoría de las máquinas de coser caseras y algunas industriales usan una puntada de coser antiguas producen cadenetas.

Pueden ser clasificadas en tres grandes grupos:

Maquinas de coser industriales: estas maquinas son diseñadas para realizar costuras de alta gama y son utilizadas para tratar telas más pesadas o duras.

Maquinas de coser semi industriales: estas máquinas cumplen una doble tarea, por un lado pueden bordar y por otro coser. Pueden ser tratados diversos tipos de materiales, ya sean estos pesados o livianos.

Estas máquinas son utilizadas en talleres de confección, en sastrerías e incluso en las pequeñas industrias. Existe una enorme diversidad de este tipo de maquinas de coser.

Maquinas de coser domésticas: este tipo de máquinas se caracterizan por su velocidad. Además son automáticas, es por ello que son muy fáciles de manejar y han adquirido mucha popularidad entre muchas amas de casa que las utilizan. Existe una gran variedad de este tipo de máquinas de coser, por ejemplo algunas se caracterizan por realizar varias tareas, como bordados, ojales y realizan el enhebrado de manera automática. Algunas máquinas pueden programarse, como la costura deseada o su ancho, la velocidad etc.

No solo son muy utilizas por amas de casa, también suelen ser vistas en talleres donde se realizan arreglos textiles y ciertos modistas las utilizan.

Overlock: también conocida bajo el nombre de remalladora. Estas máquinas son utilizadas para evitar que las costuras se deshilachen ya que realizan puntadas sobre las costuras. Existen tres tipos de estas máquinas, las pesadas, estándar y las livianas.
Recubridora: estas máquinas son utilizadas para hacer puntos, pueden hacer costuras pespuntes y centradas.

Maquina de pespunte: más conocida como recta, realiza costuras cerradas con un máximo de tres agujas.

Bastera: este tipo de máquinas se utiliza para realizar costuras que no se vean, como dobladillos en pantalones de vestir o polleras.

Collaretera: estas son muy similares a las maquinas recubridoras, son utilizadas para realizar cuellos o mangas, es decir para trabajar sobre sectores curvos.

Botonera: estas maquias son utilizadas para pegar diversos tipos de botones.

Atracadora: la función que cumplen estas máquinas es afirmar aberturas, bolsillos, entre otros.

Elastiquera: estas máquinas son utilizadas para colocar elásticos.

Ojaladora: estas son utilizadas para realizar los hojaldres y una vez hechos la misma máquina los corta de manera automática.

Cerradora: estas por medio de puntadas francesas son capaces de cerrar camisas, mangas, pantalones deportivos, entre otros.

Partes de la máquina de coser

1. Dispositivo de bobinado de la canilla. Esta devanadora enrolla el hilo en la bobina que se utiliza para el hilo inferior de la maquina de coser.
2. Eje del carrete. Sujeta el carrete de hilo.
3. Disco de tensión de devanado de la bobina y guía del hilo
4. Tirahilo
5. Cuchilla de la maquina de coser.
6. Disco de control de la tensión superior Esta rueda controla la tensión del hilo superior. partes maquina .
7. Control de anchura de puntada Controla la anchura de las puntadas.
8. Selector de puntadas Puede mover este selector en cualquier dirección para elegir el tipo de puntada que desee en la maquina de coser.
9. Control de longitud de puntada Controla la longitud de las puntadas.
10. Pulsador de retroceso Con este pulsador puede hacer puntadas en reversa.

partes de la maquina de coser

11. Tornillo de ajuste fino para ojales
12. Palanca para ojales (ojal automático de 1 paso)
13. Enhebrador de aguja Disponible sólo en ciertos modelos.
14. Asa de la maquina de coser.
15. Rueda de graduación Gire la rueda hacia la izquierda para subir y bajar la aguja.
16. Interruptor principal de luz de cosido Puede encender y apagar la alimentación y la luz de cosido.


17. Enchufe hembra del pedal Enchufe la clavija del pedal y conecte la máquina a la toma de corriente.
18. Palanca del pie prensatela Sube y baja el pie prensatela.
19. Pedal Con este pedal puede controlar la velocidad de cosido y comenzar o detener la costura de la maquina de coser.
20. Pie prensatela para zig-zag.

Fuentes: Coseramaquina.com/ Wikipedia.org/ tiposde.org