Estructura de los riñones

Temas TOP
- Los efectos del seguimiento y la evaluación
- El arte de la austeridad
- Signos y síntomas de las cardiopatías congénitas
- La reproducción humana
- Meningococos
- Arcilla

Los riñones son órganos en forma de habichuela situados detrás del peritoneo parietal, contra los músculos de la pared abdominal posterior arriba de la cintura. Como los riñones están en contacto con el diafragma, hacia arriba, se mueven ligeramente con esta estructura durante la respiración. Los polos superiores de los riñones se encuentran al mismo nivel que el borde superior de la duodécima vértebra dorsal y sus polos inferiores á nivel de la tercera vértebra lumbar.

El riñón derecho suele estar ligeramente más abajo que el izquierdo, posiblemente por su íntima relación con el hígado. En su cara anterior el riñón derecho está cubierto por la glándula suprarrenal, la flexura hepática del colon, la porción descendente del duodeno y el hígado; la glándula suprarrenal, la flexura esplénica del colon, estómago, páncreas, yeyuno y bazo están relacionados con la cara anterior del riñón izquierdo.

Tres cápsulas rodean a cada riñón: la cápsula verdadera del riñón, que es una membrana fibrosa transparente, lisa, aplicada íntimamente a la superficie. La cápsula adiposa perirrenal que rodea a la cápsula verdadera, se halla envuelta por la tercera cápsula o sea la fascia renal, capa delgada y fibrosa que fija el riñón a las estructuras que lo rodean y que ayudan a mantener la posición normal del órgano.

En su estructura externa cada riñón presenta en el borde interno la arteria, vena y nervios renales, así como los vasos linfáticos que entran y salen de la superficie cóncava a través de una escotadura llamada hilio. La cavidad localizada en el hilio es una porción colectora parecida a un saco, llamada pelvis, que representa la porción dilatada del uréter.

En su estructura interna, el riñón muestra un área oscura interna, la médula y un área pálida externa, la corteza. La médula consta de 8 a 12 pirámides renales, cuyos vértices convergen en proyecciones llamadas papilas, que a su vez son recibidas por cavidades (cálices) de la pelvis renal.

La corteza tiene una capa periférica que se extiende desde la cápsula a las bases de las pirámides y a las columnas renales de Bertin que atraviesan el área que existe entre las pirámides y se divide en lóbulos compuestos por porciones contorneadas y radiantes.