Cómo hacer una jardinera

Temas TOP
- Coser pierna derecha
- Detección de dislexia en niños de 12 años en adelante
- La dermis
- Artesanías Guanajuatenses
- Preparase para una emergencia
- Preparación de la masa de los polvorones

Contenido: Introducción. Tipos de jardineras. Antes de empezar. Tipos de materiales para hacer una jardinera. Construye tu propia jardinera. Pasos a seguir.

Objetivo: Al finalizar la competencia describirá los fundamentos teóricos y prácticos para la construcción de una jardinera, sin error.

Introducción

Una Jardinera es un tipo de contenedor de sustrato para cultivo de plantas o arbustos. Pueden ser de diferentes materiales, como plástico, madera, cemento, cerámica, metal o piedra, además de otros, dependiendo del uso para el que estén destinadas, valor decorativo etc. Generalmente estarán dotadas de drenaje y ocasionalmente dispondrán algún sistema de riego automático.

Tipos de jardineras

Jardineras prefabricadas: Son para uso normal en interior o en exterior sobre piso firme. Suelen ser de un tamaño tal que permita su translado en vacío con facilidad. Normalmente las jardineras de poco volumen se presentan con un plato a medida sobre el que se asientan, que sirve para recoger el exceso de agua de riego. Las de mayor tamaño tienen unos calzos o patas para que el agua fluya sin taponar el drenaje.

Jardineras de obra: Se fabrican in situ usando madera, piedra u hormigón principalmente. Suelen ser de gran tamaño y destinarse al cultivo de arbustos o plantas que requieren de un mayor volumen de sustrato. En exterior pueden fabricarse sobre la misma tierra o sobre piso firme, generalmente a lo largo de una fachada o muro, o para separar parcelas. En interior se suelen encontrar decorando grandes espacios de edificios públicos.

Antes de empezar

Materiales: aunque se puede hacer de madera o PVC, el ladrillo es el mejor material para hacer jardineras de exterior porque es más resistente a las condiciones climáticas.

Pasos: hacer estructura de madera, colocar hormigón y ladrillos.

Regar: los ladrillos cuando el cemento esté seco para que la jardinera no se desestabilice por los cambios de temperatura.

Tipos de materiales para hacer una jardinera

Una vez sepamos cuáles son las medidas exactas del lugar dónde va a estar nuestra jardinera instalada, debemos escoger de qué material la haremos. Podemos utilizar diferentes como ladrillo, madera o PVC, por ejemplo.

Si queremos que nuestra jardinera tenga un aspecto rústico, podemos utilizar el ladrillo ya que al estar en el exterior, será un material que resista los cambios de tiempo perfectamente sin tener que estar preocupándonos de tratarlo varias veces al año. Para hacer una jardinera de ladrillo no necesitaremos muchos conocimientos de construcción pero sí será necesario seguir unos sencillos pasos.

Construye tu propia jardinera

Ve a tu centro de bricolaje y compra los ladrillos que más te gusten. Consulta con el personal del centro la cantidad que necesitarás. Para ello facilítales las medidas que tomaste, tanto de alto como de ancho y largo. Así mismo, asegúrate de comprar todos los materiales que necesitarás como hormigón, tornillos, clavos y listones de madera.

También mira las herramientas que usarás. Cuando tengas todos los materiales, los pasos para tener en poco tiempo tu jardinera son sencillos.

Pasos a seguir

Primero coloca unas estacas hechas de los listones de madera en la recta dónde estará la jardinera. Además coloca un listón en horizontal para aguantar más. Asegúrate con un nivel que están completamente rectas. Una vez hecho esto, haz el hormigón en un cubo grande o carretilla si tienes. Déjalo con una consistencia más bien espesa para que sujete bien.

Ahora empieza poniendo una capa de hormigón en el suelo y a continuación empieza a colocar ladrillos verticales dejando un espacio entre ellos para rellenarlo con hormigón y que se sujeten unos con otros. Una vez terminada la línea de ladrillos verticales y rebajado el hormigón del suelo, entre ellos, coloca una capa de hormigón encima de los ladrillos. A continuación, pon los ladrillos horizontales, también dejando espacio entre ellos. Rebaja el hormigón sobrante y quita con mucho cuidado las estacas.

Una vez el cemento esté seco, riega durante una semana los ladrillos para que no se seque con los cambios de temperatura y desestabilice la jardinera.

Fuentes: Wikipedia.org/ Hogar.mapfre.com