Sujeto expreso y tácito

Si bien en el enunciado bimembre siempre hay un sujeto, éste puede ser expreso o tácito; el primero es el que aparece escrito, o bien se dice en forma oral, como por ejemplo, es sujeto expreso: La india mexicana, en el enunciado que se analizó. Por otra parte están algunos enunciados en los que no aparece el sujeto, pero se sobrentiende fácilmente.

Esto se debe a que el verbo nos indica, en su terminación, el número y la persona. Es el sujeto tácito.

Sujeto tácito: Cuando el sujeto no se expresa.
Tácito significa “callado”, sobrentendido.

Ejemplos:

Delgada y ágil, va con el cántaro a la cabeza o contra el costado; o con el niño, pequeño como el cántaro, a la espalda.

Sujeto expreso: Cuando el sujeto sí se dice o se escribe.

Ejemplo:

El rebozo se apega sobriamente a la cabeza.
Sujeto: ¿De quién se habla? ¿De qué se dice algo?
Sujeto = El rebozo.
Predicado: ¿Qué se dice del sujeto?
Predicado: Se apega sobriamente a la cabeza.