Garantías individuales y garantías sociales

La constitución promulgada el 11 de marzo de 1857 implantó el federalismo y el establecimiento de una república representativa basada en la defensa de las garantías individuales. La constitución de México establece, principalmente, dos aspectos: las garantías individuales y derechos sociales de que goza la población, y la forma de organización del Estado.

Se establece la división de los poderes públicos, sus responsabilidades y funciones.

Garantía Constitucional el medio por el cual la Constitución Política asegura el disfrute y el respeto a los derechos de un individuo o de la sociedad.

- Las garantías individuales: Las garantías individuales protegen a todos los habitantes que se encuentran en el territorio mexicano y consisten en el respeto a los derechos del hombre y la mujer, mismos que están constituidos por la facultad de los individuos para disfrutar de igualdad, de libertad, de prosperidad, y de seguridad.

- Garantías de igualdad: La igualdad consiste en que todas las personas pueden tener los mismos derechos y obligaciones. No debe haber distinciones ni diferencias entre las personas como tales.

Establecen en México todo individuo gozará de las garantías que otorga la Constitución: que está prohibida la esclavitud, que no se concederán títulos de nobleza, ya que todos los mexicanos somos iguales. Además, nadie puede ser juzgado por leyes ni tribunales especiales.

- Garantías de libertad: La libertad es un derecho que tienen los individuos para ejercer o no alguna actividad. Asimismo, las garantías de libertad se refieren a los siguientes temas:

Libertad de trabajo
Libertad de expresión de las ideas
Libertad de imprenta
Derecho de petición
Derecho de asociación o reunión
Libertad de tránsito
Libertad religiosa

- Garantías de propiedad: En el artículo 27 se establece, entre otros derechos, el de la propiedad privada: pero también se reconoce que a la nación le corresponde la propiedad de tierras y aguas del país, la que puede otorgar a las personas.

- Garantías de seguridad jurídica: En la vida diaria se relacionan constantemente el Estado y los individuos. Para que al ejercer sus funciones el Estado no perjudique a los individuos, la Constitución otorga una serie de garantías de seguridad a la población.

Establece una defensa del individuo frente al Estado, pues nadie puede ser privado de la vida, de la libertad, de sus pertenencias o derechos sino mediante juicio seguido ante las autoridades y conforme a las leyes.

- Garantías sociales hacen referencia a:

Derecho al trabajo
Reforma agraria
Derecho a la educación
Derecho a la protección de la salud
Desarrollo social
Planeación democrática
Eliminación de monopolios