Clima en la república mexicana

México presenta una gran variedad de climas. Al estar el país dividido por el trópico de Cáncer, comprende dos zonas térmicas claramente diferenciadas. Sin embargo, teniendo en cuenta las distintas elevaciones de las cadenas montañosas o las regiones cercanas a los litorales, aparecen zonas con temperaturas extremas, áreas de clima desértico o muy húmedas.

La zona cálida comprende la planicie costera baja, que se extiende desde el nivel del mar hasta los 914 m de altitud. El clima es extremadamente húmedo, con temperaturas que oscilan entre los 15,6 y 38,9 ºC. La zona templada se extiende desde los 914 hasta los 1.830 m, con temperaturas promedio de 16,7 ºC en enero y de 21,1 ºC en julio. La zona fría va desde los 1.830 m de altitud hasta los 2.745 metros.

La temperatura media o promedio en la ciudad de México para los meses de enero y julio es de 12,6 y 16,1 ºC respectivamente. Para los mismos meses es de 14,4 y 27,2 ºC en la ciudad de Monterrey.

- Climas cálido húmedos: Predominan las altas temperaturas (mayores de 18° C todo el año), y la cantidad de lluvia media anual es superior a los 800 mm. Las lluvias se presentan a lo largo de todo el año o en verano, según el área. Se localiza en gran parte de la península de Yucatán, en las zonas costeras del Golfo de México y en las del Océano Pacífico hasta el estado de Sinaloa.

- Climas secos: La característica principal es, precisamente, la poca humedad ambiental. Existe el clima semiseco con algunas lluvias en verano; en el seco desértico las lluvias son sumamente escasas y cuando se presentan puede ser en cualquier época del año.

Las temperaturas son extremosas: en el día pueden ser altísimas y en la noche descienden tanto que a veces llegan a bajo cero. Igualmente, hay variaciones muy marcadas en cuanto a las estaciones, especialmente en verano e invierno.

Los climas secos se localizan en una gran parte de la Altiplanicie Mexicana, la mayor parte de la península de Baja California, en una parte de los estados de Puebla y Oaxaca y en pequeñas áreas al norte de Yucatán, así como de las cuencas de los ríos Balsas, Santiago y Mezquital.

- Climas templados: Son templados no porque todo el tiempo no haga calor, ni frío, sino porque a lo largo del año la variación térmica no es extrema: la temperatura media del mes más caliente es mayor a 18°C y la del mes más frío es mayor a 0° C; puede haber días en que haga mucho calor o mucho frío pero no es lo que predomina.

El periodo de lluvias puede ser en verano, en invierno o a lo largo de todo el año. Los climas templados cubren la mayor parte de las sierras existentes en nuestro país, parte de la Altiplanicie Mexicana, el sur de la Meseta Central de Chiapas, la mayor parte del Valle Central del mismo estado y algunas otras áreas dispersas en el territorio.

- Climas muy fríos o polares: Se caracterizan porque la temperatura media de todo el año es de 10° C bajo cero. Se presentan exclusivamente en las cimas más altas de nuestras montañas como el Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Pico de Orizaba y otros.